domingo, 4 de enero de 2009

¿por qué resulta tan difícil poner fin a estas relaciones?

Una vez iniciadas, ¿por qué resulta tan difícil poner fin a estas relaciones, dejar a esa persona que nos está arrastrando por todos los pasos dolorosos de esa “danza” destructiva?

Hay una regla empírica que dice así: cuanto más difícil es poner fin a una relación que es mala para nosotros, más elementos de nuestra lucha infantil contiene.

Cuando “amamos demasiado” es porque tratamos de vencer los viejos miedos, enojos, frustraciones y dolores de la niñez, y darse por vencido es renunciar a una valiosísima oportunidad; de encontrar alivio y de rectificar lo que hemos hecho mal.
Si bien estos son los fundamentos psicológicos inconscientes que explican nuestro impulso de estar con esa persona a pesar del dolor, hacen poca justicia a la intensidad de nuestra experiencia consciente.
Sería difícil exagerar la pura carga emocional que este tipo de relación, una vez iniciada, acarrea para la persona involucrada.

Cuando intentantamos separarnos de la relación sentimos como si miles de voltios de energía dolorosa fluyeran a toda velocidad y salieran por los extremos cercenados de los mismos. La antigua sensación de vacío renace y se arremolina a su alrededor, arrastrándonos hacia el lugar donde aún pervive nuestro terror infantil a estar solos, y estamos seguros que nos ahogaremos en el dolor.
Esta clase de carga-las chispas, la atracción, el impulso de estar con esa otra persona y de hacer que la relación funcione- no está presente en la misma medida en las relaciones más saludables y satisfactorias, porque no representan todas las posibilidades de saldar viejas cuentas y de prevalecer sobre lo que alguna vez fue abrumador.

Esta emocionante posibilidad de rectificar viejos errores, de recuperar el amor perdido y de ganar una aprobación reprimida es lo que, para las personas que “aman demasiado”, constituye la atracción inconsciente que subyace al hecho de enamorarse.


Del Libro: Mujeres que aman demasiado.

Texto modificado por mi con la intencion de que el mensaje llegue mas claro a los hombres.

Fuente: http://elcklon.blogspot.com/2008/11/por-que-nos-resulta-dificil-poner-fin.html

No hay comentarios: